La mujer, el futuro y la tecnología

El mundo es cada vez más tecnológico por lo que fomentar que niñas y jóvenes mujeres tengan una mayor presencia en el ámbito de la informática y la tecnología resulta clave para construir un futuro más igualitario. ¿Cómo se trabaja desde el ámbito educativo para acortar esta brecha de género y cómo se logra que cada vez más mujeres se sientan atraídas e incentivadas por estas carreras, erróneamente relacionadas con el género masculino?

La Universidad Abierta Interamericana reveló datos que dejan este fenómeno al descubierto: 251 mujeres se graduaron en total (de 1828 estudiantes) en la carrera de Ingeniería en Sistemas de la UAI, mientras que sólo 7 terminaron la Licenciatura en Matemática.

Claudia Pons, directora del Centro de Altos Estudios en Tecnología Informática (CAETI) de la UAI, explicó esta tendencia y afirmó que sólo una minoría escoge este tipo de profesiones por un prejuicio meramente cultural. “Las carreras de informática ocupan el anteúltimo lugar de las profesiones elegidas por las mujeres”, sostuvo.

En ese sentido, la licenciada y profesora explicó que las mujeres eligen estudiar Informática cuando se dan cuenta de que esa carrera también es apropiada para ellas, cuando descubren que la informática es muy amplia y que no hay un único perfil, sino “perfiles muy diversos y heterogéneos que responden a diferentes rasgos personales y que también pueden satisfacer los gustos femeninos”.

Para ahondar un poco en el problema, Pons citó los resultados de una encuesta que la Fundación Dr. Manuel Sadosky realizó en 2013, en la que entrevistó a 627 estudiantes mujeres de escuelas secundarias bonaerenses para determinar las causas de la baja presencia femenina en actividades informáticas y proponer cursos de acción para remediarla. En el estudio se buscó conocer las opiniones que tienen los adolescentes sobre la informática. Un hallazgo muy interesante fue que las percepciones que alejan a las mujeres del rubro tecnológico suelen ya estar definidas en la adolescencia.

A la hora de elegir una carrera universitaria, las mujeres prefieren las áreas de salud y asistencia, arte y espectáculo, docencia y Ciencias Sociales. La Informática ocupa el anteúltimo lugar, y fue elegida sólo por un 2,3% de las entrevistadas. Por el contrario, en el caso de los varones, Computación e Informática aparecen mejor posicionadas, con un 19,4% a favor. “Esta situación la corroboramos cotidianamente en las aulas de la Facultad de Tecnología Informática, donde el porcentaje de mujeres es muy bajo”, admitió Pons.

Para ella, un grave error al promocionar estas carreras es decir por ejemplo que la Informática puede permitirte hacer homeworking, sin desatender las labores hogareñas y maternales. “Las adolescentes modernas tienen otras expectativas para sus vidas. Ellas quieren ser libres, salir de casa y trabajar a la par de los hombres. En ese sentido, las chicas eligen la Informática cuando descubren que esta carrera les da poder, libertad y autonomía, les  permite elegir la empresa en la que trabajar, viajar por el mundo, conocer gente y desarrollar sus capacidades intelectuales”, precisó.

La realidad en el país es compleja: sólo el 6% de los trabajadores en el área TI son mujeres, según datos de la Comunidad Argentina de Sistemas. "Menos del 20% de los especialistas en Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) son mujeres, a pesar de ser la mitad de los usuarios", aseguraron desde Google Marketing Solutions y Women@ Google. Por su parte, un estudio de Microsoft reveló que las mujeres pierden interés en STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, por sus siglas en inglés) entre los 11 y los 15 años, porque está socialmente aceptado para ellas ser “malas" en STEM.

-Según los últimos relevamientos del mercado, solo entre un 10 y un 20% de las mujeres recibidas ocupan puestos de importancia en empresas tecnológicas del mundo. ¿A qué cree que se debe esta tendencia?

Es una consecuencia de la menor participación de las mujeres en esta área, desde la formación universitaria o terciaria. Seguramente estos porcentajes se vayan nivelando a medida que más mujeres elijan seguir una carrera tecnológica.

-¿Por qué considera que la tecnología fue por años un rubro asociado al género masculino?

Casi todos los rubros fueron inicialmente masculinos. En las últimas décadas, y en todo el mundo, las mujeres fueron incursionando lentamente en diversas áreas laborales. Es consecuencia de entender que las mujeres no tienen ninguna limitación real para trabajar, sino que es solo un prejuicio cultural. Hoy vemos muchas mujeres cirujanas, presidentes y ¿por qué no ingenieras en Informática?

-¿Cómo se incentiva desde la UAI a que más mujeres se interesen por carreras tecnológicas o informáticas?

En la UAI y en muchas universidades y empresas de software de Argentina y del mundo, se realizan muchas acciones tendientes a incrementar la matrícula de mujeres en las carreras de tecnología informática. Por ejemplo, nosotros visitamos las escuelas secundarias para explicarles a las chicas de qué se trata esta carrera, más precisamente para desterrar mitos y educar a las jóvenes y niñas sin ningún estereotipo. Les contamos casos de mujeres exitosas en el área, organizamos talleres en la universidad en los cuales pueden experimentar ser “ingenieras por un día” y también otorgamos becas y premios para aquellas que incursionan en estas profesiones.

-¿Por qué es importante contar con más mujeres en el área?

Se estima que en los próximos ocho años, la demanda de programadores en la región llegará a 1.250.000, según el BID, por lo que contar con más mujeres será crucial.

Por su parte, Daniel Tedini, vicedecano de la Facultad de Tecnología Informática de la sede Regional de Rosario de la UAI expuso su visión respecto a las mujeres con las que trabajó dentro del área tecnológica, pero primero aclaró que las carreras de tecnología siempre han sabido aprovechar los talentos (independientemente del género) porque han surgido mucho más tarde que otras carreras. Al respecto, afirmó: “Entre el 2006 y el 2016 ha habido un aumento en los cargos de responsables de la industria tecnológica mundial de mujeres del orden del 18%, con lo cual es un avance impresionante”.

Volviendo a sus experiencias con mujeres profesionales del área, destacó que el nivel de detalle del pensamiento abstracto de las mismas es en general muy importante. “Las mujeres tienen un nivel de perfeccionismo que es muy superior a la media de los hombres. También tienen una visión integradora de todo proyecto que es envidiable, una intuición muy grande para la toma de decisiones y una gran dosis de liderazgo”.

Entre las cualidades que resaltó están el buen manejo interpersonal y el enfoque directo de los objetivos en los resultados. “Las mujeres no suelen tener demasiadas posiciones intermedias ante las cosas porque suelen tener muy en claro lo que quieren hacer. En la industria del Software, donde se manejan muchos proyectos en simultáneo, este tipo de visión es el más buscado por las organizaciones”, concluyó.

Roxana Martínez, magíster en Tecnología Informática de la UAI, compartió la experiencia de sus 13 años en el cargo de auditora informática en la Unidad de Información Financiera del Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas. Sobre cómo nacieron sus ganas de estudiar Tecnología Informática, contó: “Personalmente me impulsaron las ganas de conocer herramientas nuevas enfocadas en la innovación tecnológica. También me motivó el hecho de que es una de las carreras que se encuentra en pleno auge y tiene un amplio abanico de opciones en la inserción del mercado laboral, tanto nacional como internacional”.

La también investigadora de CAETI se refirió también al bajo porcentaje de mujeres que ocupan altos cargos tecnológicos en las empresas. “Este fenómeno es a causa del pensamiento erróneo que se inculca desde hace varios años atrás, en el que se consideraba al hombre como género más eficiente y eficaz que la mujer. Si bien, los tiempos han cambiado y cada vez son más las mujeres que se desempeñan en cargos jerárquicos orientados a la Tecnología Informática, siento que aún nos queda mucho camino por recorrer y demostrar para incrementar nuestra participación en el rubro”, explicó.

Por último, Martínez le agradeció a la UAI las distintas tareas que realiza en múltiples planos educativos para fomentar el ingreso de las mujeres en el ámbito tecnológico. “Siempre nos hicieron (refiriéndose al sexo femenino) partícipes en congresos, eventos y charlas. A mí particularmente me dieron la posibilidad de ser docente de grado en la carrera de Ingeniería en Sistemas Informáticos y posgrados como la Maestría en Tecnología Informática. Nos dan la chance de ser leídas por alguna mujer que quizá duda en embarcarse o no en este maravilloso mundo que tiene a la informática y a la tecnología como protagonistas”, expresó 

Otras noticias